¿Un zapato con tela de piña?

zapatillas

La moda no tiene por que ir peleando con el medio ambiente para prosperar, se puede innovar para hacer la relación más sustentable.

La moda y la tecnología quizás no sean dos cosas que relacionemos con facilidad; pero la tecnología es algo que está en todas partes. Gracias a ella se activan medios que hacen la vida cada vez más cómoda; ordenadores, teléfonos móviles, vehículos eléctricos,  microondas y una innumerable cantidad de productos que complementan nuestro accionar en el hogar, en el trabajo, nos hacen las cosas más fáciles.

Los modos de producción han cambiado mucho con la tecnología y eso hace que una de las industrias con más auge como lo es la industria textil, cobre gran parte de la atención de quienes se ocupan de innovar. El motor que mueve a esta industria de miles de millones de dólares es la moda, así que la innovación tecnológica en el mundo de la moda es fundamental para poder atender la enorme cantidad de necesidades en cantidades y variedad de productos que son demandados en todo el mundo.

En estos días gran parte de la producción de materiales que sirven de insumo para la elaboración de prendas de vestir se realiza los laboratorios, las fábricas ya están siendo desplazadas. En estos laboratorios se crean materiales de nueva generación que usan desechos de alimentos, moho, algas, el producto final muestra una textura difícil de igualar y con una belleza muy singular. Lo mejor de todo es que son biodegradables. Y créeme que no es ficción.

Quizás no sepas que la industria más contaminante después del petróleo es la moda. El 10% de las emisiones de carbono provienen de ella; por otro lado los trabajadores de los grandes productores de textiles, son tratados casi que como esclavos. Nosotros solo alcanzamos a ver lo bonito del mundo de la moda; pero detrás de ella hay un mundo sórdido y  altamente competitivo.

contaminacion

Pero la industria se abre paso y los diseñadores buscan nuevas formas de conquistar a los consumidores exigentes. Hay diseños de más calidad, más audaces, más irreverentes. Internet ha servido de impulso a una revolución de la moda en el mundo: Ahora países no tradicionales en materia de moda como los países árabes, usan esta plataforma para comenzar a ofrecer alternativas muy interesantes para el insaciable deseo de los consumidores de nuestro tiempo.

La realidad aumentada, ha cambiado la forma de ver la industria, ya no solo se trata de vender diseños, sino también de la forma en la que ponen esos diseños al alcance de los consumidores. Puedes usar aplicaciones que te permitirán, cambiar el color de la prenda que vez en una pantalla y ver si está disponible, hacer combinaciones de prendas de vestir, joyas y calzado en un ordenador o en un teléfono inteligente, vía online, no tienes que estar en la tienda para ver cómo te queda la combinación.

realidad aumentada

NJAL (Not Just A Label) es un ejemplo de la forma en la que se hace trabajo de investigación relacionada con la moda.

Han surgido cosas tan increíbles como los bio-tejidos que de seguro dentro de poco los podremos ver en el mercado. Un ejemplo de ello son los materiales producidos a base de leche, que desarrolla la marca QMilk y usa solo 2 litros de agua por cada kilo de fibra producido. Para que te hagas una idea con la tecnología actual un kilo de algodón necesita 10 litros de agua para producir la tela. El caso de Puma también alemana es muy interesante, ellos tienen prototipos de zapatos hechos con piña. Como puedes ver, la moda tiene mucho camino por recorrer y la tierra le sonríe.