Al día con las nuevas tendencias

logo de renting credit

Aspectos que hoy son tan relevantes como la comodidad y la simplicidad, hacen que el Renting Credit esté de moda.

La practicidad y la velocidad son características propias de este modelo de rentar autos, es la forma de vida del milenio, todo debe ser rápido, sencillo y sin perder la calidad de lo ofrecido.

El poder alquilar un coche sin las limitaciones que hace unos pocos años tenía el negocio y que aún sigue en muchos países, hace que este tipo de negocio se reencuadre; quiero decir, se reacomode a las nuevas necesidades de los consumidores quienes al final de cuentas son los que terminan dándole un giro a todo. Hay que destacar que los empresarios solo tienen dos alternativas, o cambian y se ajustan o desaparecen. Tal parece que la opción escogida sabiamente es la de la supervivencia.

hombre asustado

Pero esa es nuestra naturaleza, nos resistimos a los cambios, aunque en el fondo hay una gran contradicción, por un lado, queremos cambiar a cosas mejores y en el fondo la mayoría prefiere la comodidad de quedarse con lo que es seguro, experimentar con lo nuevo es solo para unos pocos arriesgados. Esos que se arriesgan marcan tendencia y queriéndolo o no terminan cambiándolo todo, así de complicados somos.

En el mundo de los negocios de cualquier tipo, la cultura era mantener la tradición, las cosas han cambiado por la enorme presión de los consumidores que requieren un nivel de productos y servicios que supera a la velocidad de creación de nuevos modelos. La humanidad vive momentos de gran aceleración y eso significa que la gente quiere muchas cosas y las quieren ya. El empresario de hoy debe entender esto para poder tener éxito y más aún para mantenerlo que como sabes es más difícil.

Desde 1985 el renting sembró sus raíces en España y pese a su notoria novedad sigue rompiendo hielo para abrirse paso en un mercado cada vez más competitivo, eso es bueno para los consumidores, porque la competencia mejora la calidad y el acceso a los productos y servicios, por supuesto que a eso no escapa el alquiler de coches. La tradición marcaba una necesidad que se basaba en un conocimiento superficial del consumidor y una atención especial a los intereses de las empresas. Estas pensaban más en ellas que en los consumidores y las cosas no funcionan así, si haces eso no habrá satisfacción en los clientes con la consecuencia obvia, este se irá con su dinero a otro lugar en donde le puedan ofrecer lo que quiere con el dinero que cuenta.

graham page de 1928

De modo que visto de esta manera la moda es algo necesario para que exista evolución en los mercados, para que la economía se active, se renueve. La gente deja a un lado las cosas usadas y compra cosas nuevas y también las alquila. Si le das al consumidor la posibilidad de tener los beneficios de tener un vehículo cuando lo necesite y en condiciones asequibles es seguro que el resultado será exitoso, incluso cuando lo que rentas es algo viejo. ¿Cómo es eso? Pues también es moda usar vehículos viejos para celebraciones, por ejemplo. No es cualquier cosa llegar montado en un Graham Page de 1928 para una cita en un restaurante con una nueva conquista. Si eso llena al cliente, quien quiere destacar, presentarse de manera diferente a los demás al llegar a una boda o cualquier otra fiesta o reunión, entonces ¿Por qué no darle esa satisfacción y ganar algo de dinero con eso?

La variedad de servicios que puede se exitosa es increíblemente alta; pero siempre orientada al cliente y no a los gustos o necesidades del empresario, esa no es la fórmula para un buen negocio.